“El cristianismo hoy está centrado en el hombre, en lugar de ser centrado en Dios. Dios está obligado a esperar pacientemente, y hasta respetuosamente, por los caprichos de los hombres. La imagen de Dios popular actualmente es la de un Padre distraído, luchando en desesperación inconsolable para llevar a la gente a aceptar a un Salvador de quien ellas no sienten necesidad y en quienes tienen muy poco interés. Para convencer a estas almas autosuficientes a responder a sus generosas ofrendas, Dios hará casi cualquier cosa; incluso utilizar técnicas de ventas y susurrar en sus oídos de la manera más amigable que podamos imaginar. Esta visión de las cosas es, naturalmente, una especie de romanticismo religioso que, aunque a menudo usa términos elogiosos y a veces embarazosos en alabanza a Dios, logra, sin embargo, hacer del hombre la estrella del espectáculo. “(A.W. Tozer) [1]

 

No quiero parecer severo o demasiado crítico, pero algunos de ustedes ya han notado que la vasta mayoría de la música que clasificaríamos en la categoría “Cristiana”, ¿en realidad no es acerca de Dios? Creo que particularmente este es el caso del Hip-hop cristiano, pero eso también puede ser visto en otros géneros. ¿Como puedo decir? Bueno, la mayoría de las canciones que oigo son más acerca de nosotros y nuestra respuesta a Dios, y no sobre el proprio Dios de hecho. No me entiendas mal. Hay un lugar para la música que trata de nuestra respuesta a Dios, pero cuando ese es el caso de la abrumadora mayoría de las canciones, lentamente empezamos a distorsionar la verdad sobre quién es el Dios al cual deberíamos estar respondiendo. La citación de Tozer arriba fue escrita hace más de 50 años, pero podría haber sido escrita ayer. Nuestra cultura es extremadamente narcisista y antropocéntrica, y parece que mucho de la música cristiana siguió el ejemplo. La Biblia, sin embargo, es radicalmente teocéntrica, y yo creo que una visión radicalmente teocéntrica debería reflejarse en las canciones que componemos. A causa de nuestras tendencias antropocéntricas, las canciones que cantamos sobre Dios generalmente tratan de las cosas que nos gusta en Él (que normalmente son las cosas que directamente nos benefician al máximo), como su amor, su misericordia y su perdón, etc. Estas cosas son gloriosas y nosotros debemos componer canciones sobre ellas. Sin embargo, si sólo hablamos al respecto, acabamos por crear una visión de Dios incompleta y deficiente, que no está alineada a su autorrevelación.

Entonces, por ejemplo, ¿cuándo fue la última vez que escucharon una canción contemporánea que resonó las antiguas canciones de David sobre la rectitud y la justicia de Dios (Sal. 11: 7)? ¿Qué éxito cristiano actual canta junto a Nahum que Dios es “celoso, vengador y lleno de ira” (Nahum 1: 2-3)? ¿Quién está produciendo canciones que hablan del reino soberano de Dios sobre su creación (Sl 2 y 115)? ¿Puede usted indicarme una canción popular que celebra la omnisciencia de Dios junto con Ana (1Sm 2: 3)? Y la eternidad de Dios, junto con Moisés (Sal. 90: 2)? ¿Y los juicios de Dios, junto con Miriam (Éx 15:21)? Estas cosas se dicen con frecuencia en las Escrituras, particularmente en el contexto de las canciones bíblicas, y aun así tienden a estar ampliamente ausentes de nuestras canciones hoy en día. No quiero decir que nadie esté haciendo eso. Dios ha levantado un número creciente de compositores que están exponiendo sobre su carácter. Pero cuando algo tan fundamental y esencial ha sido tan mal hecho, es importante que otros se preparen y contribuyan. [2]

“Cantando el Evangelio” es simplemente nuestro intento de tal contribución.

 

[1] A. W. Tozer (1897-1963) pastoreó iglesias de la Alianza Cristiana y Misionera por más de 30 años. A pesar de no haber frecuentado seminario, su amplio conocimiento bíblico, el fuerte impacto de su predicación y la prolífica creación literaria (escribió más de 40 libros) le rindieron la concesión de dos doctorados honorarios. Tozer es reputado entre los mayores predicadores de todos los tiempos.

[2] Artículo escrito por Shai Linne © Lyrical Theology. Website: lyricaltheology.blogspot.com

Archivos
Categorías